Skip to main content
Consejos para negocios

El té moruno

By 16 mayo, 2022No Comments
té moruno

El té moruno no tiene una historia tan antigua como podamos imaginar. En el imaginario colectivo es una bebida que ha estado siempre presente en el Magreb pero no es hasta el siglo XIX cuando es introducido por los ingleses desde sus colonias indias cuando llega a enriquecer la tradición y gastronomía de esta región.

El té moruno es una infusión de té verde gunpowder y hierbabuena. El té gunpowder es un té que proviene de las primeras hojas de la cosecha y tiene un llamativo aspecto al estar enrolladas en forma de bolitas. Esto hace que se le llame por ese apelativo, que significa «pólvora» ya que recuerda a los granos de la pólvora negra del siglo XIX. Estas bolitas anteriormente se hacían a mano (actualmente se hacen con máquina pero tiene muy buiena consideración las que aún se hacen artesanalmente), y mantienen el té enrollado y bien preservado.

Hasta esas fechas en el Magreb las infusiones eran solo de hierbabuena o de ajeno (abesnta, artemisa), que se caracterizaban por el sabor amargo. El té dio una nueva dimensión y fue acogido con prontitud por toda clase social hasta convertirse en un elemento característico de la zona tanto por su forma de preparar como por el significado social.

El té moruno es una infusión que se sirve muy dulce y muy caliente, siempre, por supuesto, dependiendo de la zona, que añade variables, pero suele seguir unos estándares.

té moruno

El agua, muy caliente, es echada en la tetera (usualmente de metal: cobre o plata esterlina/alpaca) e inmediatemente desechada. Esto se hace para eliminar el sabor metálico del recipiente.

A continuación se distribuye el té en la tetera. La norma y tradición dice que es una cucharadita de té verde por cada persona que vaya a tomar y una más, «para la tetera». Hecho esto se añade de nuevo agua, se espera un minuto, y se desecha. Esto, como en la tradición china, se llama «lavado del té», y se hace para que la hoja se abra y que la siguiente agua hirviendo que se eche saque bien el todo el potencial de la hoja. Antes de eso se añadirá la hierbabuena, generosamente, y el azúcar, que tradicionalmente es en bloque del cual se extraen los pedazos que se quiera en función del dulce deseado, o se añade en terrones. Hecho esto, se llena de nuevo con agua.

La tradición del té moruno dice que se llena escanciando alto para que haga «burbujas». Algunas costumbres dicen que hay que servir los vasos y devolverlos a la tetera hasta tres veces, pero esto ya varía según cada cual.

Lo cierto es que haga frío o calor, el té moruno siempre es una elección que acaba siendo refrescante por sabor y por efecto, así que cuando quieras té de buena calidad con el que disfrutar de esta tradición, no lo dudes, y pídelo, para ti o para tu negocio, en Safaya.