Skip to main content
Noticias

El té rojo Pu Erh

By 29 noviembre, 2021No Comments
té rojo

Uno de los tés que han destacado en los últimos años dada su popularidad, aparte de los tés japoneses, sobre los que ya entraremos, es el té rojo Pu Erh, un té de origen chino que se ha configurado como un elemento de muchas dietas sanas debido a sus propiedades estudiadas.

Pero, ¿qué es el té rojo Pu Erh?

El té rojo se hace con Camellia Sinensis, es decir, con el té común. Sí, el mismo que se usa para el té verde, el negro, el azul y todas las variedades. O sea que el té rojo no es una especie de té sino un procedimiento al que se lo somete para que adquiera sus propiedades distintivas.

¿Y cuál es ese procedimiento? Pues la fermentación.

El té rojo Pu Erh es un té cuyo tratamiento fue producto de la innovación en la época Ming (1.368-1.644) en la provincia de Yunnan, China, cuando se buscaba una forma más efectiva de transportar el té por parte de las tropas conservándolo fresco más tiempo y resistiendo el viaje en el que podía encontrarse frío, calor, lluvias y otras circunstancias.

YUNNAN
Yunnan, China.

El té rojo está fermentado, es decir, preparado de cierta manera, cosa que le da su característico color y sabor. ¿Cómo?

El té rojo es recolectado temprano para que tenga frescor y suele ser lavado el mismo día para secarlas ligeramente al sol dispuestas en grandes explanadas. Hecho esto pierden el exceso de agua y se airean. Empieza el proceso más complejo cuando se procede a tostarlas, mientras un maestro en su fabricación vigila los fuegos para que sean constantes y a la temperatura adecuada. Son «salteados» enérgicamente para que se calienten pero no se quemen, conservando sus características principales. Así se consigue que se tuesten y mantengan el punto justo. Hecho esto se someten a un enrollado, momento en el que pierden el resto del agua y se consigue su aroma. Pero no acabamos aquí. Ahora se esparcen en esteras de bambú para que se sequen al sol de medio día, en su máximo calor. Y viene a continuación el proceso por el que es conocido: la fermentación.
Estas hojas ya preparadas se someten a fermentación en tinajas de barro que son llenadas al máximo de su capacidad, siendo prensada ligeramente, y en un entorno de humedad controlada para favorecer esa fermentación. Cuanto más tiempo más suave y meloso quedará el sabor resultante. Algunos dicen que es en este paso, al tocar el barro, cuando adquiere su color rojizo junto a un regusto de fondo arcilloso.

La forma tradicional de presentación del té rojo es en una suerte de «ladrillos» o «tabletas, en obleas (bing-cha) o en cuencos (Túochá). El té de estos formatos es llamado Sheng Cha y en su infusión tiene un color amarillo miel y poco a poco se torna rojo.

En cambio el Shu Cha es más conocido ya que es la forma en que nos llega el té rojo, en hojas sueltas muy tostadas y secas, que nada más infusionar tienen su característico color rojo.

Propiedades

Quizás uno de los aspectos más observados del té rojo son sus propiedades que han sido estudidadas durante mucho tiempo con diversos resultados.

Se le atribuyen las siguientes propiedades:

  • Reduce los niveles de azúcar en sangre2
  • Reduce los niveles de grasa3
  • Estimula el metabolismo hepático4
  • Desintoxica y depura la sangre5
  • Refuerza el sistema inmunitario6
  • Reduce el peso4
  • Evita la formación de tumores y células cancerosas7
  • Combate la esclerosis8
  • Reduce la insuficiencia cardíaca9
  • Previene enfermedades respiratorias10
  • Estimula la digestión de comidas ricas en grasa
  • Previene y baja el colesterol LDL
  • Estimula la secreción de las glándulas digestivas
  • Previene infecciones

La cuestión es que si quieres ofreder un té rojo con conocimiento, con todas las garantías y que vienen de un mayorista especializado en tés, que puede ayudarte también a mostrarlo en tu negocio como un elemento diferenciador, sirviéndolo y suministrándolo, tienes tu mejor mayorista en Safaya.